Skip to content
Como Hacer Cualquier Cosa

PROCESO DEL VINO PASO A PASO

Share...

Una guía detallada para la vinificación

¿COMO ES LA ELABORACION DEL VINO?

La elaboración del vino es algo que se ha hecho desde hace miles de años. Hacer vino no es solo un arte sino que también hay mucha ciencia involucrada en el proceso.

Los errores más pequeños en el proceso pueden tener un gran impacto en el producto final. Básicamente, el vino se elabora en 5 pasos diferentes.

Si bien estos cinco pasos son seguidos obligatoriamente por los enólogos, ellos agregan sus variaciones al proceso para agregar un toque exclusivo a su vino.

Paso 1 – Cosecha

El primer paso en la elaboración del vino es la cosecha. Son las uvas las que contienen todos los ésteres, taninos y ácidos requeridos que hacen un vino delicioso.

El momento en que se recogen las uvas de la viña es lo que realmente determina la dulzura, el sabor y la acidez del vino.

Junto con el método tradicional de degustación, decidir cuándo cosechar las uvas también requiere un poco de ciencia.

Es muy importante asegurarse de que la dulzura y la acidez de las uvas estén en perfecto equilibrio al momento de recoger las uvas. Y no se olvide, el clima también juega un papel importante en el proceso de cosecha.

La recolección se puede realizar a mano o por máquinas. Sin embargo, muchos de los enólogos prefieren hacerlo a mano, ya que se sabe que las máquinas afectan negativamente a las uvas y al viñedo.

Una vez que se recogen las uvas, se llevan a la bodega y luego se clasifican en racimos. Bajo las uvas maduras y podridas se eliminan.

Paso 2- Trituración

Una vez que las uvas se clasifican en racimos, ahora es el momento de deshacerlas y triturarlas. Este proceso de trituración solía hacerse con los pies en el pasado.

Si alguna vez ha realizado un tour del vino, muchas de las bodegas le permiten aplastarlas a pie como parte del tour.

Sin embargo, la mayoría de los enólogos ahora hacen este proceso de trituración mecánicamente. Hay prensas mecánicas disponibles que pisan o pisan las uvas en el “mosto”.

El mosto no es más que jugo de uva fresco que es el resultado del proceso de trituración y contiene semillas, sólidos y cáscaras de las uvas.

Mientras que los bodegueros prefieren mantenerse alejados de las máquinas en el proceso de cosecha, ya que afecta negativamente a las uvas, en el proceso de trituración, las máquinas han hecho que el proceso sea más sanitario y también ha ayudado a aumentar la calidad y la longevidad de las uvas.

Si se está elaborando vino blanco , las semillas, los sólidos y las pieles se separan rápidamente del jugo de uva para evitar que los taninos y el color se diluyan en el vino.

Por otro lado, si se hace vino tinto , se permite que las semillas, los sólidos y las pieles se mantengan en contacto con el jugo para permitir que el jugo obtenga taninos, sabor y color adicionales.

Paso 3 – Fermentación

La trituración y el prensado son seguidos por el proceso de fermentación. Naturalmente, el mosto comienza a fermentar dentro de 6 a 12 horas cuando se le agrega levadura silvestre.

Pero muchos de los enólogos agregan la levadura cultivada a la necesidad de predecir el resultado final y garantizar la consistencia.

Este proceso de fermentación continúa hasta que todo el azúcar se transforma en alcohol, lo que resulta en la producción de vino seco.

Si se va a hacer vino dulce, los bodegueros detienen el proceso intermedio para evitar que todo el azúcar se convierta.

El proceso de fermentación total puede durar entre una semana y un mes, e incluso más.

Paso 4 – Aclaración

Después de la fermentación, es hora de aclarar ahora. Este es el proceso mediante el cual los taninos, proteínas y levaduras muertas se eliminan del vino.

Para ello, el vino se transfiere a depósitos de acero inoxidable o barricas de roble.

El proceso de filtración o clarificación se utiliza para la clarificación. Para aclarar, también se agregan sustancias para dar como resultado el proceso de clarificación.

Por ejemplo, algunos enólogos agregan arcilla al vino al que se adhieren las partículas no deseadas y las llevan al fondo del tanque de almacenamiento o barril.

En el proceso de filtración, los filtros se utilizan para atrapar las partículas más grandes.

Después del proceso de clarificación, el vino se transfiere a otro tanque y se prepara para su envejecimiento o embotellado.

Paso 5 – Envejecimiento y Embotellamiento

La etapa final de este proceso es el envejecimiento y embotellado del vino. El vino se puede embotellar instantáneamente o el enólogo puede darle una crianza adicional al vino.

Para la crianza, el vino se traslada a barricas de roble, depósitos de acero inoxidable o botellas.

Muchos de los bodegueros prefieren usar barricas de roble para envejecer, ya que se sabe que agregan un sabor más redondo, más suave y más parecido al de la vainilla al vino.

Además, también ayuda a aumentar su exposición al oxígeno, permitiendo que los taninos se reduzcan y permitiendo que el vino alcance un sabor óptimo.

Para los vinos blancos, los tanques de acero son generalmente preferidos.

Una vez que finaliza el proceso de envejecimiento, el vino se embotella con tapón de rosca o corcho.

PROCESO ARTESANAL DEL VINO

La producción de vino artesanal de alta calidad es posible solo después de un trabajo de alta calidad en el viñedo y en la selección de cultivos, comenzando con uvas equilibradas, sanas y óptimamente maduras. Solo al comenzar con uvas grandes es posible crear un vino que exprese de manera elocuente las características de su terruño, evitando cualquier intervención físico-química que pueda alterar su naturaleza.

Las uvas se vinifican en pequeños lotes cultivados en micro-zonas de viñedos que muestran características homogéneas. Cada lote es tratado y monitoreado de la manera más apropiada para él; no seguimos ninguna “receta” de vinificación predeterminada.

La belleza y el desafío de nuestro trabajo es comprender por qué y cómo nuestro trabajo debe cambiar con cada cosecha y de lote a lote, cada uno seguido con una atención meticulosa. A lo largo de los años, Michele también ha adquirido un conocimiento cada vez más profundo de cada parcela de uvas, estudiando durante un período significativo de tiempo las intrigantes sinergias que son el fruto de co-fermentaciones de diferentes variedades de uvas que crecen en condiciones idénticas de viñedo.

Este compromiso incesante con la investigación nos permite producir cada año vinos expresados ​​en el terroir que son extremadamente personales y de ninguna manera similares a otros vinos .

Los vinos tintos de Bolgheri se caracterizan por su maduración en roble. Calibramos cuidadosamente este contacto para que obtengamos vinos grandes y dignos de la edad con ramos que son ricos y complejos, pero no de roble. Utilizamos solo cantidades mínimas de SO2.

A través de análisis de laboratorio, verificamos que el vino terminado esté libre de residuos no deseados, por ejemplo, tratamientos contra plagas, contaminantes naturales como las ocratoxinas, etc.

Fermentación

El proceso de fermentación y su conclusión se controlan mediante análisis simples (los azúcares disminuyen y el alcohol aumenta). En general, la fermentación dura aproximadamente una semana.

Maceración

En la producción de vinos tintos, la maceración se lleva a cabo simultáneamente con la fermentación y, a menudo, también se extiende después. Las pieles de uva, inmersas en el mosto, ceden gradualmente ciertos elementos clásicos a los vinos tintos: color, aromas, precursores aromáticos y taninos.

Estas pieles, sin embargo, tienden a formar una masa compacta, llamada la tapa, que flota sobre el vino fermentado y dificulta el proceso de extracción deseado. En cubas más pequeñas, se realizan perforaciones: la masa de fermentación se agita periódicamente, o la tapa se empuja hacia abajo, por largos polos manipulados desde arriba.

En cubas más grandes y tanques, se practican los bombeos: el vino se bombea fuera de la cuba y luego se vuelve a colocar sobre la tapa. Una persona controla y mueve el tubo para hacer una humectación uniforme de la tapa, obteniendo así una remezcla suave.

Cubas y tanques

En la antigüedad, la vinificación se realizaba en contenedores de terracota; Desde la Edad Media hasta el siglo XIX, en cubas de madera; A partir de la década de 1900, en cubas de hormigón, y desde la década de 1970, en acero inoxidable.

¿Cual es mejor? El mejor recipiente es el que menos altera el vino, de modo que el factor determinante es el área de cultivo y no la tecnología. Por ese motivo, todos los contenedores son de acero inoxidable, que es absolutamente neutral y garantiza una limpieza absoluta.

Dibujando

La extracción del vino, que consiste en separar el vino del orujo, se practica una vez finalizada la maceración del vino tinto. La decisión del momento no es estándar ni fácil de interpretar para un vino artesanal de alta calidad.

El dibujo en sí mismo se realiza dejando el sombrero compacto. El vino se retira lentamente del fondo del tanque. Luego se presionan los orujo muy suavemente para recuperar la parte del vino de calidad que aún contienen. Luego, aún muy húmedos, son enviados a la destilería para la producción de grappa.

La operación en sí se realiza dejando que el tapón se vuelva denso y extrayendo lentamente el vino desde el fondo del tanque. El orujo se presiona muy delicadamente para recuperar solo el vino de alta calidad que todavía contiene, y lo que queda, aún muy húmedo, se envía a la destilería para producir grappa.

Fermentación maloláctica

En un clima como el nuestro, y con nuestras variedades de uva, la fermentación maloláctica no es tan importante, ya que el ácido málico suele ser bastante bajo. Sin embargo, tiene lugar a través de la acción de las bacterias lácticas, microorganismos presentes en la naturaleza, que transforman el ácido málico en ácido láctico, lo que hace que la acidez del vino sea menos “agresiva” y produce algunos cambios en los aromáticos del vino.

Maduración en roble

El uso de la madera ha predominado sobre todo desde la Edad Media en la producción, almacenamiento y transporte de vino. Los bodegueros observaron que la madera, generalmente el roble, modificaba el vino y lo hacía más digno de mención.

El vino era diferente y más complejo, y también podía soportar muchos años de vida y mejorar con los años. Esto no sucede automáticamente con todos los vinos: deben tener las características de terruño y las variedades de uva adecuadas, y también la vinificación debe ser adecuada.

Aromas de roble

Además del proceso de envejecimiento, el período en roble también puede resultar en la absorción por el vino de compuestos aromáticos clásicos al roble, como el roble vainilla, que será más notable en el caso de barricas que son nuevas o muy tostadas.

El relleno

El roble es un material poroso, y con el tiempo, parte del vino tiende a evaporarse, disminuyendo el nivel de vino en el recipiente. Esta situación puede crear un contacto de la superficie con el aire, sometiendo el vino a alteraciones irreversibles, como la oxidación.

Para limitar la evaporación, los barriles se mantienen en áreas frescas y muy húmedas, pero como el período de maduración es tan largo, se producirá cierta evaporación, por lo que el vino se monitorea continuamente y el mismo vino se agrega al barril si es necesario.

Lías finas

El vino que entra en los barriles no está claro, pero contiene partículas diminutas que se derivan principalmente de las levaduras que llevaron a cabo la fermentación, llamadas lías finas. Dejar el vino para descansar “sobre las lías” es una práctica muy antigua, y tiene una influencia positiva en el cuerpo y la estabilidad del vino.

Además, algunos de los compuestos liberados por las lías son capaces de vincularse con compuestos aromáticos en el vino y sirven como una especie de reserva de fragancias que se liberarán gradualmente a medida que el vino envejece. Pero este proceso requiere un trabajo intensivo de monitoreo y trabajo por parte del enólogo.

Dado que las lías tienden a precipitarse hacia el fondo del barril, al menos una vez por semana durante 3-6 meses, el contenido de cada barril debe agitarse con una herramienta especial, dependiendo del tipo de vino. El vino también debe ser degustado periódicamente.

Mezcla final

Después de la maduración, los vinos se repartirán entre muchos barriles, cada barril con su propia documentación particular de la evolución del vino. Estos lotes individuales deben combinarse para componer el vino definitivo y definitivo.

El ensamblaje, o la combinación de esa mezcla, es una operación tanto de selección como de construcción, que depende de la experiencia y la sensibilidad de la persona que la realiza. El vino final luego descansa algunos meses en un tanque, para que sus lotes constitutivos puedan casarse naturalmente juntos.

Es como un nacimiento: requiere tiempo, por lo que los lotes individuales pueden dar a luz algo que no es simplemente la suma de ellos, sino la expresión de una sinergia única e irrepetible.

Azufre

El azufre se ha usado desde la antigüedad por sus propiedades de “limpieza”. Primero, los sulfitos se producen naturalmente en el vino, ya que una pequeña parte proviene de la actividad metabólica de la levadura; pero la introducción de sulfitos en el vino se debe a sus propiedades como agente antimicrobiano, antioxidante y de conservación. La cantidad final que queda en la botella está condicionada al embotellado.

Crianza en botella

Después de embotellar, dejamos reposar el vino en la botella, almacenado horizontalmente, por un período de tres meses a varios años, dependiendo del tipo de vino.

Para los vinos más sencillos, una breve estadía en la botella permite que el vino se “recupere” después del estrés del embotellado. Durante largos periodos de envejecimiento, se producen procesos de transformación, con un ablandamiento de los taninos, el temple de la acidez y la evolución de los aromas, que completan la personalidad del vino.

Vino blanco

Los vinos blancos, en comparación con los tintos, requieren algunas prácticas de vinificación diferentes. Presionamos muy suavemente todos los grupos, luego dejamos el mosto en el tanque durante la noche, a una temperatura fresca, para que cualquier material particulado pueda precipitarse por la gravedad al fondo.

Luego se fermenta el mosto claro. EL VINO BLANCO envejecido madura un año en acero sobre las lías finas y luego otro año en la botella.

PRIMERA FERMENTACION DEL VINO

Para el vino, todas las pieles de uva se separan del “mosto” mediante filtros o centrifugadoras antes de que el mosto se fermente. Para el vino tinto, toda la uva triturada, incluida la piel, se introduce en el tanque de fermentación o en la tina. (El pigmento en las pieles de uva le da al vino tinto su color.

La cantidad de tiempo que las pieles se quedan en el tanque o en la tina determina qué tan oscuro o claro será el color. Para las rosas, las pieles solo se quedan en el tanque o en la tina durante un poco tiempo antes de que se filtran.)

Durante el proceso de fermentación, las levaduras silvestres se introducen en el tanque o depósito para convertir el azúcar del mosto en alcohol. Para agregar fuerza, se pueden agregar diversos grados de levadura. Además, se puede agregar azúcar de caña o remolacha para aumentar el contenido alcohólico.

Agregar azúcar es la llamada chaptalización. Por lo general, la chaptalización se realiza porque las uvas no han recibido suficiente sol antes de la cosecha. El enólogo usará un hidrómetro de mano para medir el contenido de azúcar en el tanque o la tina. El vino debe fermentarse en el tanque o en la tina durante aproximadamente siete a catorce días, dependiendo del tipo de vino que se produce.

¿Qué es la fermentación del vino?

la fermentación del vino se produce cuando la levadura consume azúcares en los jugos en una reacción química. El subproducto de esta reacción es doble, mitad alcohol y mitad CO 2 gas. La fermentación tiene dos etapas: etapas primaria y secundaria, o aeróbica y anaeróbica, respectivamente.

La primera etapa, la fermentación primaria, representa el 70% del proceso. Esta etapa dura de tres a cinco días y se llama fermentación aeróbica porque se permite que el recipiente esté abierto al aire. De hecho, el aire juega un papel importante en esta parte del proceso de fermentación.

Los paquetes de levadura agregados a su mezcla de jugo se multiplicarán hasta 200 veces durante esta primera fase. Durante esta rápida fermentación, muchos notarán cantidades considerables de espuma en su recipiente. Sin aire, esta etapa puede verse obstaculizada por lo que no se recomienda un bloqueo de aire durante estos primeros días de fermentación.

Mientras que en esta etapa se produce una pequeña cantidad de alcohol, la función principal de esta etapa es la reproducción de cultivos de levadura.

En la segunda etapa, la fermentación anaeróbica tiene lugar en un ambiente con una exposición mínima al aire. Esta reducción en el aire incitará a la levadura a pasar de la reproducción a la producción de alcohol.

Este proceso de fermentación secundaria durará de una a dos semanas, dependiendo de la cantidad de nutrientes y azúcares disponibles.

¿Cómo puedo saber si mi vino está fermentando?

El proceso de fermentación tiene dos subproductos; Alcohol y CO 2 , que producirán espuma o burbujas en la superficie del líquido. Una superficie espumosa es una indicación de que el proceso de fermentación ha comenzado.

La única forma real de saber si su vino está fermentando es utilizar una herramienta conocida como hidrómetro, que es una herramienta vital en su kit de vinificación. El hidrómetro medirá el porcentaje de alcohol en el vino y el contenido de azúcar en el vino (también conocido como la gravedad específica).

El hidrómetro también le ayudará a saber si su vino está fermentando adecuadamente. Esto es mucho más preferible que intentar juzgar las burbujas, ya que el jugo puede fermentar sin emitir demasiado dióxido de carbono.

Si su vino no ha comenzado el primer proceso en tres días, es posible que deba hacer algunos cambios.

  1. Revisa tu temperatura. La temperatura óptima para la fermentación es de 72 grados, pero en cualquier lugar entre 70 y 75 grados debería ser suficiente.
  2. Consulta tus fechas de caducidad. La levadura que es demasiado vieja no fermentará adecuadamente. Es posible que no necesite comenzar de nuevo, un iniciador de levadura puede iniciar su proceso de fermentación. En un vaso desinfectado, combine un paquete de levadura nueva, 2 tazas de jugo del fermentador y una cucharada de azúcar de mesa. En unos quince minutos, notará que se formará espuma en el vaso, lo que indica que la levadura está activa y lista para usar. Agregue esto nuevamente a la parte superior de su fermentador, pero no lo mezcle.
  3. Si usó demasiado metabisulfito, o si agregó la levadura dentro de las 24 horas posteriores al metabisulfito, es posible que haya notado una falta de fermentación. El metabisulfito mata las bacterias, lo cual es vital, pero también mata la levadura. Cuando compre jugo en la tienda, asegúrese de que la etiqueta no indique la adición de este aditivo. El benzoato o el sorbato también reducirán la capacidad de la levadura para reproducirse.

La mayoría de los problemas con la fermentación tienen que ver con demasiada acidez , levadura vieja o demasiado metabisulfito y, en la mayoría de los casos, la fermentación se puede superar con las soluciones anteriores. Cuando todo lo demás falla, un arrancador inverso puede ser la última, la mejor opción.

Un iniciador inverso utiliza los mismos ingredientes básicos que el iniciador de levadura; Jugo del fermentador, azucar de mesa y levadura. También necesitarás otro contenedor de fermentador desinfectado. Usted crea el iniciador de la misma manera, agregando los ingredientes en un vidrio desinfectado.

Una vez que comience a formar espuma, vierta esto y otras 16 onzas de jugo en su fermentador secundario. Dale una oportunidad para comenzar la fermentación. Continúe agregando jugo, medio galón a la vez hasta que todo el lote esté fermentando.

Reduzca al mínimo la cantidad de jugo que agregue a la vez, ya que está intentando superar los problemas que paralizaron su jugo en primer lugar. Al fermentar poco a poco, aumentando lentamente el volumen, es posible que pueda superar el problema.

¿COMO DESTILAR VINO?

Destilar el vino es un arte tan antiguo como el tiempo … y moldeado por el tiempo mismo. Los griegos y los romanos lo hicieron hace siglos, y la práctica continúa hoy sin cesar. La destilación del vino es un proceso que aumenta la “pureza del alcohol” del vino, más acertadamente denominada clasificación “a prueba de alcohol”, y se mide en porcentajes. Destilar vino es mucho más desafiante que un ejercicio fácil, y tomará algún tiempo para adquirir experiencia y dominar el arte.

Empezando

Ponga aproximadamente 2 a 3 qt. De vino de uva fermentado en una caldera de cuba de cobre hermética.

Calentar la caldera de la cuba de cobre a alta temperatura, aproximadamente 100 grados Fahrenheit o más, utilizando un sistema de calefacción eléctrico o de gas. Como una alternativa más tradicional, use una fuente de fuego de leña. Aunque es opcional, puede usar un termómetro sumergible para medir la temperatura del contenido calentado (vino fermentado) en la caldera de cuba de cobre.

En espera mientras ocurren las siguientes etapas del proceso de destilación del vino.

A medida que la pulpa de uva fermentada se calienta, el líquido (jugo) que contiene se evaporará. Los vapores subirán y pasarán a través de un tubo angular (similar a un cisne) instalado en la caldera de cuba de cobre.

Los vapores ahora pasarán a través de un sistema de tubería de tipo bobina instalado en otra tina de cobre (condensador) que se ha llenado con agua. El propósito de este condensador es enfriar la tubería de la bobina dentro de la cual se forman los vapores.

Debido a la acción de enfriamiento del condensador, los vapores se condensarán y posteriormente se licuarán. Este producto final (licuado) es el vino destilado.

Use una tina de recolección de vino de madera (o tina de cobre) para recoger el vino destilado. Asegúrese de que la tina esté equipada con una tapa / tapa hermética. Almacenar el vino destilado en un lugar fresco y seco.

Medir el contenido de alcohol del vino destilado. La mayoría de los sistemas modernos de destilación de vino vienen con un “hidrómetro de prueba”, una unidad que proporciona una medición precisa del contenido de alcohol (concentración) del vino destilado.

Repita el proceso de destilación del vino al menos dos veces para obtener la concentración de alcohol deseada.

Consejos

  • La manzana fermentada, la pera, la naranja y algunos otros vinos de frutas también pueden destilarse mediante el proceso anterior.
  • La pureza del alcohol (fuerza) del vino aumentará cuanto más repita el proceso de destilación.
  • Las calderas de cuba de cobre se recomiendan para calentar el vino fermentado, ya que tienen la capacidad de eliminar los olores y humos sulfurosos de manera más efectiva que todas las demás cubas de metal.

VINO SIN LEVADURA

La levadura es una cepa de bacterias que favorece la fermentación. Es un componente clave en la producción de bebidas alcohólicas como la cerveza y el vino.

Eso no significa que no haya manera de evitar la adición de levadura. Sólo tiene que recoger alrededor de 3 libras. de moras frescas y siga una serie de pasos para hacer un delicioso vino tinto en casa que no necesitará levadura para resaltar las cualidades alcohólicas que busca.

Lava las moras para eliminar la suciedad y colócalas en un tazón grande.

Hervir 1 galón de agua en una olla.

Verter el agua hirviendo sobre las bayas. Revuelva con una cuchara de madera, luego cubra el recipiente con una toalla.

Deje el recipiente a un lado durante 10 días en un lugar seco a temperatura ambiente.

Retire la toalla después de 10 días y retire suavemente el molde que se habrá formado sobre el jugo de la baya.

Coloque la muselina o una estopilla sobre el tazón. Vierta el jugo a través de la tela en otro tazón para colar el líquido.

Añadir 3 libras. De azúcar al zumo de zarzamora colado y revuélvalo durante al menos un minuto.

Verter este líquido en botellas de vino viejas y taparlas.

Espere al menos tres meses para descorchar las botellas y probar el vino sin levadura.

Propina

Espere al menos seis meses antes de probar el vino.

Durante el baño inicial, agregue cáscaras de cítricos, clavo de olor o incluso canela para impregnar su vino con sabores únicos.

¿Qué es la levadura salvaje?

Levadura salvaje es lo que su nombre implica. Salvaje. En otras palabras, es la levadura que existe naturalmente en el aire, sobre la vegetación o soplando en el aire.

La levadura silvestre se adhiere a las superficies en el viñedo, la bodega y en el equipo. Cualquier especie de levadura silvestre, ya sea buena o mala para hacer vino, puede terminar en su mosto. Lo que viene, viene. Las diversas especies de levaduras silvestres que flotan alrededor de su viñedo pueden no ser las mismas que las de otra persona.

Cuando usted escoge sus uvas y las deja reposar allí, eventualmente se fermentarán a medida que la levadura autóctona de las uvas, y cualquier levadura indígena que se encuentre alrededor de su bodega, colonice y comience a consumir el azúcar natural en el mosto. En pocos días empieza a convertirse en vino.

Muchos enólogos juran por la fermentación de levadura salvaje. Por otro lado, muchos lo juran. La elaboración de vino con levadura silvestre ha sido una fuente de debate para muchos debido a su naturaleza impredecible. ¿Debería usted hacer su vino a partir de levadura silvestre o levadura cultivada? Este artículo proporcionará información para ayudarle a tomar una decisión informada.

¿COMO HACER UNA PRENSA DE VINO?

Primero. Las economias. La media de la prensa tipo tornillo de yunque cuesta unos pocos cientos. Mis costos de construcción: ~ $ 32. Y supongo que otros podrían hacerlo con chatarra.

Usé cubos de plástico de grado alimenticio, cementos primarios vendidos en una tienda de vinos. La mayor parte de mi costo está en esos dos dólares. 1 entero 2X10. – Fue más grande para proporcionar una base más amplia para el cubo. 1 válvula de acero inoxidable. 1 gato de coche de mi Corolla.

Un poco de chatarra 2 × 4 y tornillos incidentales, tuercas, arandelas, etc. $ 32. Negociar. Estoy publicando esto más que nada con la esperanza de que algún tonto desinformado como yo pueda tropezar en esta publicación y ahorrar mucho dinero y mucha lectura para terminar con una prensa de jugo funcional.

Esta válvula tenía un extremo de rosca y un frente de 1/2 ″ pex. Tengo repuesto pex de la casa reno, por lo que puedo correr una línea para recibir jugo / cubo donde sea conveniente.

La broca roscada me permitió recoger dos arandelas de goma en las probabilidades y las bandejas de los extremos por unos pocos centavos para crear un grifo hermético de alta calidad. Funciona.

Lo probé a prueba de fugas. La versión de plástico de mierda de las tiendas de vinos cuesta $ 10. Esto era la mitad, y es una calidad mucho mejor.

Tenga en cuenta que muchas válvulas giran hacia el lado del cubo, lo que hace que no sean factibles; de lo contrario, habría ido con un 90 apuntando hacia abajo. Este fue el único que hizo que la válvula se apartara de la cubeta, por lo tanto no estorbar.

Este es mi ‘ensamblaje del émbolo’.

Una cubeta de plástico de grado alimenticio, cortada a aproximadamente 8 pulgadas [holguras con globo ocular en la prensa para determinar la facilidad de uso], y un poco de desecho de 2 × 4 atornillados con tornillos de construcción para crear un poste de émbolo de 4 × 4.

El gato se conecta a la parte superior, el fondo se conecta a la parte inferior del cubo, que por supuesto tiene el tamaño perfecto para caber en el cubo que contiene la fruta. Los bloques adicionales son para profundizar en el cubo si es necesario simplemente levantando el gato hacia atrás e insertándolo entre el poste del émbolo y el gato.

Probablemente los manche con la mancha de repuesto que usé para el cuerpo de la prensa. Discutí fijándolos en el lugar del conector para que se viera mejor, pero el hecho es que funcionará mejor si son móviles.

Una vista de la parte trasera del marco.

Corté un poco de chatarra de 1 × 6 en los refuerzos de las esquinas para evitar que los laterales se balanceen cuando están bajo presión [ ESTE TIPO DE RODAMIENTOS ES IMPORTANTE: OTROS HABLARON ENTREGADOS A SU MARCO POR UN EDIFICIO ].

También puede ver algunos corchetes de encuadre en las esquinas que calculé que pueden proporcionar un refuerzo adicional. Esa toma es poderosa, y no quiero que el marco se rompa. El gato está conectado con un par de tornillos [me tomó tres intentos para obtener la longitud correcta], arandelas y tuercas en la parte superior del marco.

La conclusión es que una toma de automóvil y alguna figura de mierda es toda una pila de genios en esta situación. Comente si tiene preguntas sobre la construcción de ideas para mejorar el diseño.

¿COMO HACER VINAGRE DE VINO BLANCO?

Los vinagres de vino , ya sean rojos o blancos, son un ingrediente omnipresente en aderezos para ensaladas , salsas, guisos y platos de tostado lento. 

Y es bastante fácil recoger una botella en su supermercado, pero, como ocurre con la mayoría de los productos alimenticios, una versión casera tiene mejor sabor que una tienda de producción en serie. 

El vinagre de vino hecho en casa será más fuerte y más concentrado, con un sabor más delicado pero complejo. Esto no solo mejorará el sabor de sus recetas, sino que el vinagre de vino casero también es un buen regalo.

Y es bastante simple de hacer. (Es posible que haya hecho vinagre de vino en el pasado accidentalmente al dejar una botella de vino abierta demasiado tiempo.)

Para comenzar, necesitará un vino de buena calidad (rojo o blanco) que no sea demasiado fuerte (alrededor del 10 al 11 por ciento). ABV ); demasiado alcohol inhibe la actividad de las bacterias que transforman el vino en vinagre. Por otro lado, si el contenido de alcohol es demasiado bajo, el vinagre no se mantendrá bien. 

Dependiendo de cuánto vinagre de vino le gustaría hacer determinará el método que utiliza.

Hacer 1 botella

La forma más fácil de hacer su propio vinagre de vino es dejar una botella de vino abierta de 3/4 en un lugar cálido durante un par de semanas. 

Realmente es así de simple: el proceso de oxidación natural hará todo el trabajo. El único problema que puede encontrar es moscas de la fruta. Para evitar esto, coloque un trozo pequeño de gasa sobre la abertura de la botella.

Hacer un suministro constante

Para hacer grandes cantidades de vinagre de vino necesitará lo que se llama un vinagre ” madre “. Este cultivo de bacterias en fermentación convierte el alcohol en ácido acético (en combinación con oxígeno) y se puede comprar como vinagre “vivo” o “madre” o simplemente como un vinagre sin pasteurizar. También puedes hacer tu propia madre vinagre combinando vino y vinagre y dejándolo fermentar.

Para un suministro constante de vinagre, vierta 1 cuarto de galón (4 tazas) de vino y 1 taza de vinagre madre en una jarra de vidrio de boca ancha con al menos 1 galón de capacidad Cubra el recipiente con un pedazo de estopilla asegurada con una banda de goma. 

En un par de semanas, el vinagre vivo se habrá asentado en el fondo de la jarra, mientras que el vinagre estará listo para usar. Agregue más vino a medida que retire el vinagre para su uso, para mantener constante el nivel en la jarra.

Hacer grandes lotes

Si desea hacer vinagre de vino en lotes más grandes, necesitará un barril de vidrio o de cerámica de 1 galón que tiene una espita en un extremo. 

Si es nuevo, enjuáguelo con vinagre y déjelo secar. A continuación, llénelo con vino a unos cuantos centímetros de la parte superior y colóquelo, cubierto con una gasa, en un lugar que esté a unos 68 F (20 C). 

En un par de semanas, el vino será vinagre. Escúrralo del barril con la espita. Reemplace el vinagre usado con más vino, agregándolo en el barril a través de una manguera o un embudo, para dejar a la madre sin ser molestada.

¿COMO HACER VINO DE MIEL?

En Grecia, se pensaba que la hidromiel era una bebida sagrada, la “bebida de los dioses”, y se creía que tenía propiedades místicas. 

En Europa, el hidromiel se usó como medicina y se mezcló con varias hierbas y especias para combatir ciertas dolencias. Su popularidad había disminuido en áreas donde las uvas estaban fácilmente disponibles para hacer vino, pero desde entonces ha regresado como una alternativa al vino.

¿Quieres canalizar tu pradera interior y embotellar la tuya? Así es cómo:

  • Comience con algunos ingredientes muy simples: miel, agua y levadura. Por supuesto, también necesitará algunas herramientas para elaborar su propia hidromiel: un kit de elaboración de cerveza, un cubo de plástico grande, bombitas de vidrio, una olla grande y un libro de fabricación de aguamiel para responder a todas sus preguntas sobre la elaboración de su propia aguamiel.

  • Asegúrese de que todas sus herramientas hayan sido desinfectadas completamente. Esto significa hervirlos en agua caliente o lavarlos con un desinfectante especial para la vinificación o una mezcla de lejía, luego enjuagarlos. ¿Por qué es tan importante desinfectar tus herramientas? Incluso la cantidad más pequeña de bacterias puede echar a perder un lote completo de hidromiel.

  • Para hacer un lote de seis galones de aguamiel, hierva 1 1/2 galones de agua en una olla grande, y luego agregue alrededor de 1 1/2 galones de miel una vez que esté fuera de la estufa. (Algunas personas sugieren agregar la miel directamente a la olla de agua hirviendo, pero otros argumentan que este método arruinará los acentos florales de la hidromiel). En este punto, también puede agregar frutas o hierbas para darle un sabor diferente a la hidromiel. Puede agregar frutas cortadas directamente a la mezcla o poner hierbas en una bolsa de muselina antes de agregarlas al lote.

  • Agregue tres galones más de agua fría, ya sea filtrada o agua de manantial para que no contenga cloro. Mida la temperatura del agua y agregue la levadura cuando esté entre 65 y 75 grados Fahrenheit. Al igual que en la cocción, si el agua está demasiado caliente o demasiado fría, la levadura no se activará y el proceso de fermentación no se producirá. Algunos productores de agua también sugieren agregar energizante de levadura para aumentar el contenido de nutrientes.

  • El uso de un hidrómetro en este punto lo ayudará a descifrar el contenido de alcohol de su aguamiel. Luego revuelva ligeramente para mezclar, y selle la parte superior. Si está utilizando un cubo de plástico o una jarra de vidrio, necesitará una escotilla de aire en la parte superior que permita que el aire se escape una vez que haya comenzado el proceso de fermentación, que comenzará aproximadamente 24 horas después del inicio del proceso.

  • La mezcla debe fermentar durante aproximadamente un mes, momento en el que puede comenzar el proceso de “trasiego” o sifonear la mezcla en un segundo contenedor dejando sedimento en el fondo del primer contenedor. Luego, cúbralo nuevamente con una bolsa de aire y deje que la aguamiel se asiente por un mes o incluso más. Esta vez, puede sifonear el aguamiel en botellas y taparlos con corcho.

¿COMO HACER VINO DE NARANJA?

El vino de naranja es una bebida ligera, refrescante y afrutada que se puede hacer fácilmente en casa. Puedes hacer este vino fuerte con una variedad de naranjas como el ombligo, Valencia, rojo sangre y mandarina. Según la revista Grit, los secretos del éxito del vino de frutas son el uso de fruta completamente madura y de calidad, y para mantener su equipo de vinificación limpio y desinfectado.

Todo en los preparativos.

La proporción de naranjas a azúcar dependerá en gran medida de la dulzura de la fruta. Si las naranjas son bastante agrias, se necesitará azúcar adicional para equilibrar la acidez del jugo. 

Además, la cantidad de naranjas que necesitarás también dependerá del tipo de que estés usando y de la cantidad de jugo que produzca cada naranja. En su artículo Citrus Wine , la revista Wine Maker sugiere la proporción de 2.5 libras de azúcar por 1 pinta de jugo de naranja recién exprimido.

Lave y seque las naranjas, luego córtelas por la mitad y quite las semillas. Con un exprimidor, extraiga la mayor cantidad de jugo posible de la pulpa.

Necesitará un cubo de plástico de grado alimenticio limpio para usar para mezclar los ingredientes. Puede esterilizar el cubo triturando una tableta Campden en agua y usándola para enjuagar el cubo. 

Alternativamente, puede lavar el balde con unas cucharaditas de bicarbonato de sodio disuelto en agua y enjuagar bien.

Los aditivos

Deberá agregar algunos elementos al jugo de naranja para realzar el sabor, esterilizar el líquido y fermentar el jugo en vino.

La enzima pectina asegurará que los azúcares de la fruta se descompongan y no se coagulen. El polvo de tanino imitará la sustancia que se encuentra en las uvas rojas y agregará un sabor más profundo a su vino de naranja.

Las tabletas Campden se utilizan para esterilizar el jugo emitiendo un gas de azufre suave. Durante las próximas 24 horas, el gas saldrá de la mezcla. 

Entonces es posible agregar la levadura de vino blanco o levadura de champán a la mezcla que creará el proceso de fermentación. También deberá agregar un nutriente de levadura que actúe como un refuerzo.

La fermentacion

Vierta el jugo de naranja recién exprimido en el cubo. Agregue el azúcar, una cucharadita de la enzima pectina, un cuarto de cucharadita de polvo de tanino, una tableta de Campden triturada y media cucharadita de refuerzo de levadura. Llene la cubeta con agua hirviendo para que toda la mezcla sea igual a 1 galón.

Revuelva bien el líquido. Cubra la mezcla con un paño limpio y deje que repose durante 24 horas. Luego espolvorea la levadura sobre la mezcla. Cubra el cubo con la tela y deje fermentar el líquido durante 7 días.

El producto final

Una vez que el vino haya comenzado a fermentar, deberá colar la mezcla y transferir el líquido a otro recipiente. Este proceso, llamado “trasiego”, ayudará a eliminar cualquier sedimento que se haya acumulado en el fondo del recipiente, lo que podría arruinar su vino. Esto también se conoce como “limpiar” el vino.

Con una manguera de goma limpia o un sifón de plástico, transfiera el líquido a una jarra de galón esterilizada. Si es necesario, puede agregar agua adicional para tener un galón completo.

Asegure la jarra con una tapa hermética. Repita este proceso en 3 semanas para asegurarse de que su vino esté claro y libre de partículas antes de embotellar.

Succiona el vino en botellas de vino esterilizadas y cúbrelas con corchos reales. Los corchos se pueden ablandar colocándolos en una cesta de vaporera sobre agua hirviendo para que sea más fácil empujarlos en botellas. Coloque las botellas en un estante para vinos en un lugar fresco, oscuro y seco.

¿COMO HACER VINO BLANCO CASERO PASO A PASO?

Puede ser tan divertido elaborar vino casero como beberlo. Preparar vino puede llenarte de conocimiento y orgullo y es muy divertido. Tampoco es tan difícil como parece.

Sigue leyendo para descubrir cómo hacer tu propio vino delicioso. Esta receta es bastante difícil de desordenar y solo produce aproximadamente 2.5 litros / cuartos de galón aproximadamente, lo que, en mi humilde opinión, es la cantidad inicial perfecta.

Aunque este es un tutorial sobre la elaboración del vino, si quieres comenzar a hacer cerveza, te sugiero que empieces aquí. Hacer vino es más fácil que hacer cerveza, y la siguiente receta es bastante barata.

Todos los ingredientes se pueden encontrar en su tienda de comestibles local, lo que significa que no es necesario comprar ningún equipo especial de elaboración de cerveza, levadura especial o algún kit costoso. Y si usted es un comprador inteligente, estaría dispuesto a apostar que puede obtenerlo todo (si aún no tiene algunas cosas) por $ 15 o menos.

Ingredientes para vino casero

Cosas que necesitarás:

1. Entre 1 1/2 y 2 tazas de azúcar.

2. Taza de medir.

3. Embudo.

4. 1 paquete de levadura. No hay necesidad de nada sofisticado: el ActiveDry de Fleischmann funciona bien. Puedes encontrar estos paquetes en el pasillo para hornear.

5. 1/2 galón de jugo de uva. Aquí es donde entran tus propias preferencias. Si quieres hacer un vino tinto, compra jugo de uva morado. Para el vino blanco, comprar jugo de uva blanca.

Y si quieres hacer algo interesante, prueba alguno de los jugos de frutas que más te gusten. Nota importante: asegúrese de que el jugo esté pasteurizado y no tenga conservantes, lo que matará la levadura.

6. Globo. Si no puede encontrar globos en la tienda de comestibles, un condón funciona en caso de apuro: ¡solo asegúrese de que no esté lubricado!).

La manera fácil de hacer vino casero!

  1. Lavar todo a fondo con agua caliente . Esto es básicamente lo único que puedes hacer mal. Si tu cerveza se contamina, no puedes beberla.
  2. Vierta entre 3/4 y 1 taza de jugo de uva. Sé que suena contraintuitivo, pero confía en mí, debe hacerse para dejar espacio para los ingredientes que agregarás.
  3. Añadir 1,5 tazas de azúcar en el jugo de uva. Si quieres que el vino sea menos alcohólico haz 1 taza, más alcohol 2 tazas. Luego, vuelve a apretar la tapa y agita la botella como si estuvieras haciendo un baile loco de los 80 y realmente quieres impresionar a tu cita. Haga esto durante aproximadamente un minuto, o hasta que crea que el azúcar está bastante bien disuelto.
  4. Añadir un paquete de levadura. No necesita utilizar el embudo para esto, pero puede hacerlo si lo desea. No hay necesidad de ser tacaño con la levadura, es la parte más barata de todo este proyecto, así que no intentes hacer que dure.
  5. Espera 5 minutos. Darle tiempo a la levadura para humedecerla. Después de eso, haz otro batido de levadura de los años 80 por 10 o 15 segundos y se emocionará de que ya casi terminaste con la parte difícil.
  6. Coloque el globo sobre la parte superior de la botella . La botella debe estar destapada y debe verse como la imagen de abajo. Luego haga 1-2 agujeros del tamaño de un alfiler en el tercio inferior del globo (área más cercana a la parte superior de la botella).

El globo funciona como un bloqueo de aire. Si desea adquirir lujo, puede comprar una esclusa de aire real y profesional en Ebay a bajo costo, pero también es posible elaborar vino sin una.

También tomo el paso adicional de usar la línea de pesca para atar el globo a la botella por si acaso, pero no es necesario.

Cuando las pequeñas bestias de levadura están dentro, comen azúcar y expulsan dióxido de carbono y alcohol. Queremos el alcohol, pero no el dióxido de carbono.

Si tapáramos la botella, la presión dentro de la botella aumentaría hasta que la botella explotara o el dióxido de carbono matara a la levadura. No creo que quieras averiguar qué sucedería primero, ¡así que no lo intentaría si fuera tú!

¿Que sigue? Espera el vino casero para fermentar.

Tome su botella de vino pronto, y guárdela en un lugar fresco y oscuro (a la levadura le gusta). Después de un par de horas, compruebe si su globo se ha inflado. Si no lo ha hecho, puede intentar rociar suavemente la mezcla o simplemente continuar esperando.

Si su globo se ve inflado (o se está inflando), entonces usted está bien encaminado hacia un maravilloso lote de vino. Solo mantenlo almacenado en un lugar fresco y oscuro. Durante las próximas semanas, el vino burbujeará y se producirán reacciones bioquímicas.

Lo que sube, debe bajar: beber y almacenar vino casero

Después de unas pocas semanas, la levadura eventualmente morirá y por lo tanto dejará de producir dióxido de carbono, causando que el globo se desinfle. En ese punto, ya casi terminas! Simplemente lleve la botella a su cocina y decida si prefiere:

  1. Bébelo como está. En este paso, su vino está listo para beber. Sólo sírvete un vaso y disfruta. Sin embargo, asegúrese de no beber el fondo donde se encuentra todo ese sedimento. Eso es desagradable. También abogo por refrigerarlo. No es estrictamente necesario, pero si no vas a beberlo todo de una vez, es una buena manera de asegurarte de que algunas bacterias dañinas no lo alcancen. O tu puedes
  2. Embotellarlo Para esto vas a necesitar una botella de vino vacía y otro tutorial completo.

¡Disfruta tu vino casero!

Señales de advertencia con vino hecho en casa

Si, cuando quitas ese globo, tu vino huele a náuseas, NO LO BEBAS.

Si no estás seguro, NO LO BEBES.

Si olía bien cuando se quitó el globo, pero no después de dejarlo en reposo durante unos días sin refrigerar, NO LO BEBA.

Espero que esto haya ayudado a algunos cerveceros primerizos!